Todo lo que tienes que saber antes de hacerte un tatuaje


Los tatuajes siguen estando de moda. Sin embargo, aunque el número de personas que deciden tatuarse está aumentando, también lo está haciendo la cifra de aquellos que transcurrido un tiempo quieren eliminarlos de su cuerpo.
Ya no hay que tener en cuenta sólo que el sitio cumpla unas medidas higiénicas y de seguridad, que el tatuador sea o no experto y que el diseño nos pueda gustar toda la vida. La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), advierte que hay que tener en cuenta otras cuestiones antes de hacerse un tatuaje, tanto para lograr un buen resultado, como para conocer los posibles riesgos y opciones de eliminarlos.
En primer lugar, la AEDV, insiste en asegurarse de que la persona que lo va a realizar es un profesional con conocimientos sanitarios pertinentes. La segunda cuestión que hay que tener en cuenta tiene que ver con el color: los tonos más fáciles de eliminar son los azules, grises y negros. Los más difíciles, en cambio, son los amarillos y verdes. “Pigmentos como el rojo o naranja suelen provocar reacciones de rechazo. Por otro lado, es aconsejable evitar tatuar sobre lunares, ya que si el lunar resulta un tumor, es difícil diagnosticarlo”, recomiendan.

¿Tinta o henna negra?

Otro aspecto importante que hay que tener en cuenta antes de hacerse un tatuaje es saber si la tinta está homologada, ya que si no lo está “puede ser tóxica, alergénica o incluso que esté contaminada y provoque infecciones”, tal y como señala María José Alonso, de la AEDV.
En algunas ocasiones se opta por utilizar la henna negra como alternativa a los tatuajes, no obstante ésta puede provocar reacciones alérgicas de contacto, por lo que no es del todo recomendable.
Los tatuajes se pueden eliminar. Desde la AEDV indican que la opción más utilizada es el láser ultrapulsado, efectivo en casi el cien por cien de los casos. “El problema surge cuando el láser no es adecuado, o el control médico es inexistente, y en consecuencia surgen riesgos de quemaduras y cicatrices”, apostillan.
Además del color del tatuaje hay otras consideraciones que hay que tener en cuenta para eliminarlos, como la zona en la que se encuentra el tatuaje. “Las superficies más fáciles son las que no presentan huecos o curvas, en las que la piel es más gruesa. Es decir, la espalda, muslos o brazos. Además, de la zona y del color, cabe considerar que los tatuajes realizados por profesionales suelen ser más complicados de eliminar”, añaden. 

Fuente: http://www.dmedicina.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

En vivo

Pages