Posibilidades de embarazo pueden aumentar con dieta apropiada y ejercicio


El mundo de la paternidad y la maternidad es una experiencia sin duda inigualable; la noticia de la llegada de un nuevo miembro a la familia es algo que genera mucha ilusión y expectativa. 

En una gran cantidad de ocasiones el embarazo suele darse, como bien define la expresión, “a la primera”, pero en la mayor parte de los casos es necesario un esfuerzo mayor para lograr tener éxito en la tarea de procrear. 

1. Lo más importante que debes hacer es identificar de forma correcta los días de mayor fertilidad, ya que conocer el ciclo de fertilidad de la mujer es clave si deseas concebir un bebé. La mejor forma de lograr esto es llevar un buen control de los ciclos menstruales, algo que resulta más sencillo si los periodos de la mujer suelen ser regulares. De esta forma será más fácil identificar los días de mayor fertilidad.

2. Ya conociendo cuándo son los días más fértiles, es más fácil saber cuándo es el mejor momento para tener relaciones sexuales y alcanzar el embarazado deseado. Especialistas en fertilidad aconsejan hacerlo unos días antes o unos días después de la ovulación. Un factor muy importante es la postura: como es natural, aquellas posiciones que facilitan el ingreso de los espermatozoides con ayuda de la gravedad suelen ser las más recomendadas.

3. Comer sano, llevar una dieta apropiada, es fundamental y muy necesario para ambos padres, asegurándole así al organismo todos los nutrientes necesarios para dotarlo de energía. También hay que tener en cuenta que no se debe caer en el abuso o en la restricción, ya que tanto el peso demasiado bajo como el exceso de peso pueden ser factores contraproducentes al momento de intentar concebir.

4. Además de llevar una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico es de gran importancia, tal y como recomiendan muchos profesionales a las parejas que buscan concebir. La lógica básica de esta recomendación es que realizando ejercicio se pone en movimiento el metabolismo, mejorando así las funciones vitales y, por supuesto, favoreciendo de forma natural la fertilidad.

5. Si eres de esas personas que no encuentran motivos para dejar de fumar, aquí te presentamos una buena razón: existe una gran variedad de estudios donde se comprueba que el tabaco puede reducir la fertilidad, tanto en hombres como en mujeres.

Fuente: Salud.uncomo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

En vivo

Pages