Jardín botánico, paraíso de Naguanagua



- Naguanagua sur tiene nueve hectáreas distribuidas entre árboles y flores, con diversidad en especies nacionales e internacionales que albergan un vergel de quietud dentro del dinamismo municipal.

El Jardín Botánico de Naguanagua, en la actualidad posee 300 especies del reino vegetal, cuenta con un sendero de interpretación demarcado por diez estaciones establecidas dentro de un bosque semideciduo, el área de sabana y un humedal estacional. 

Sus principales benefactores a lo largo de la historia son estudiantes en formación, responsables de diseñar el sendero informativo y el valioso guión de interpretación natural, que educa a los visitantes durante los recorridos. Asimismo, la alcaldía de Naguanagua, bajo el mandato del alcalde Alejandro Feo La Cruz, ha proyectado el parque, generando mayor atractivo a las instalaciones. 

Entre las especies que se pueden encontrar destacan orquídeas, la rosa de montaña, ceibas, cedros, apamates, caobas, jabillos, 200 árboles adultos, arbustos frutales como el merey, la guanábana y 50 samanes, uno de ellos cuenta con una plaza y es considerado por los trabajadores como el consentido , porque tiene entre 400 y 500 años de vida, es imponente y cobija bajo sus ramas a quienes visitan el jardín. 

Los usuarios pueden practicar actividades de esparcimiento, entre ellas manejo de bicicletas en las caminerías fijadas para la actividad, picnic, practicar yoga, taichí, ejercicios de relajación, trotar y compartir con familiares o amigos que decidan rompen con la rutina habitual y tener una experiencia con la madre naturaleza.

Gracias a la presencia vegetal, la fauna también encuentra un espacio donde descansar, aves variadas se posan en los árboles y acompañan con su cantar el recorrido de los visitantes, además hay picures, ardillas, 14 especies de murciélagos, marsupiales, comadrejas y reptiles que habitan en el lugar. 

En la actualidad las visitas son autoguiadas, el usuario debe seguir las normas establecidas en el sendero donde recibirá la bienvenida hacia las siguientes estaciones; túnel vegetal, jardín etnobotánico, el samán, bosque de galería, vivero y compostero, arboretum, el jardín ornamental sabana y el humedal estacional.

Cada jardín botánico del mundo parte de un plan maestro, un proyecto esencial para el desarrollo de espacios verdes que permiten plasmar el paisaje soñado en cada área, sin embargo, el jardín municipal no ha podido cumplir con la ejecución, por la ausencia de recursos económicos que respalden el espacio para la conservación.

La biodiversidad verde también necesita inversiones diarias para mantenerse. El recurso humano está conformado por ocho trabajadores y cinco personas que se encargan del área administrativa, dedicados al cuidado minucioso de las instalaciones.

El fin de la institución es reforzar los conocimientos sobre la flora local, regional y nacional, aunado a las especies exóticas internacionales que están presentes.



Jardín mariposa

Jardín mariposa es el proyecto más reciente, diseñado por el paisajista Chris Baasch, cuenta con 32 especies, en su mayoría nectaríferas porque atraen a los insectos. A las mariposas les llama la atención las plantas de cariaquito, berbería, cuarentonas, tufias, embelesos, y en este lugar encuentran variedades e incluso la paja de las pampas que actúa como corta viento para proteger a las mariposas. 

Además, posee un objetivo educativo para niños de primaria, es un aula abierta a las escuelas, porque pueden asistir y estudiar las especies de mariposas que llegan, las preferencias de los insectos hacia las plantas presentes, contabilizar e incluso proyectar las especies polinizadoras. 



Terrenos con historia

Los terrenos del jardín fueron comprados por una empresa privada, pero en el año 1971 se comprobó la existencia de 11 especies reportadas por primera vez en Carabobo y una para Venezuela, que dan origen al Jardín Botánico de Valencia y el herbario de Carabobo.

Al conciliarse la autonomía de Naguanagua, reclaman los terrenos y pasa a llamarse jardín botánico de Naguanagua. Para ese momento lo integraban 15 hectáreas, pero el proceso de urbanismo redujo la cantidad a nueve. Aún conservan de la escuela agrícola el bebedero de animales, un puente y el túnel vegetal. 



25º aniversario

El jardín botánico de Naguanagua abrió sus puertas el dos de abril de 1991, por lo que este año cumplió su 25º aniversario y desea mostrarle al público los nuevos proyectos que encierran el vivero y la profundización del humedal para que albergue agua en la época de sequía y así los usuarios puedan apreciar las especies acuáticas durante todo el año.

Fuente: Notitarde

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

En vivo

Pages