Falta de agua aqueja a habitantes del casco histórico de Manuare




Alberto Moreno, residente del casco histórico de Manuare, denunció la deficiencia del suministro de agua que aqueja al sector de la parroquia Belén.

Narró que con el transcurso de los años la distribución de aguas blancas en la zona fue disminuyendo, hasta que el año pasado el agua dejó de llegar a los hogares de la comunidad principal de Manuare.

Según Moreno, el problema se debe al tamaño del pozo, pues el número de habitantes ha aumentado y a pesar de que cuentan con un tanque, no tiene suficiente capacidad para los 8 ó 9 mil habitantes que vivimos aquí .

Además, la fuerte sequía hizo que el nivel de agua que entraba a la localidad disminuyera. Muchos de las nacientes de agua se han perdido, las quebradas están secas, incluso los ríos más grandes se han evaporado, por eso la fuente que alimentaba al pozo también disminuyó , explicó.

Para abastecerse de agua los ciudadanos tienen dos opciones, pagar entre mil y mil 500 bolívares cada vez que necesiten llenar sus tanques o trasladarse a las comunidades cercanas para cargar tantos envases como les sea posible.

La falta del vital líquido no solo ha afectado a las familias, sino también al liceo y al ambulatorio de la zona. Moreno indicó que tanto en el plantel como en el centro de salud, ciudadanos y empleados deben cargar agua para llenar los tanques.

En Barbasco, José Gregorio Pérez expresó que la situación es la misma, pero en esta comunidad la sequía persiste desde hace cinco años aproximadamente. Indicó que en la zona hay unos pozos que están sin bombas, por lo tanto, no hay manera de que el líquido llegue a los  hogares.


Fuente: Notitarde

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

En vivo

Pages