Al menos 200 médicos carabobeños al mes realizan trámites para ejercer en el exterior


En las oficinas administrativas del Colegio de Médicos de Carabobo los saludos entre colegas son cada vez más frecuentes. Se dan la mano, conversan un rato y la mayoría coincide en el objetivo de su visita. Van a retirar toda su documentación profesional para iniciar los trámites legales que les permitan irse al exterior a ejercer la carrera. Es un procedimiento ya común. Al menos 50 especialistas a la semana lo solicitan.
En 2010 comenzó a crecer paulatinamente el número de casos de doctores que decidían instalar su mirada en países de Europa, Estados Unidos e incluso Latinoamérica. Pero en 2015 se estableció como una cifra casi invariable de 200 peticiones al mes. “Es lamentable”, exclamó Fernando Henríquez, presidente del Colegio de Médicos en la región, “se nos están yendo los profesionales con mejor formación académica y experiencia”. 

La inseguridad figura en la lista de motivos que determinan la decisión. Le sigue la incertidumbre signada por el futuro incierto de la carrera en el país al no contar con las herramientas necesarias para cumplir con el trabajo. 

Se trata de médicos recién egresados de la universidad y de especialistas con muchos años de experiencia. Los dos grupos por igual están migrando a otras naciones donde les brindan mejores condiciones laborales y de bienestar. 

Menos de 30% de atención

En clínicas y hospitales de Carabobo trabajan “con lo mínimo”. No hay reactivos para laboratorios ni material para estudios de imagenología, lo que solo permite hacer un diagnóstico basado en criterios clínicos para realizar las indicaciones en medio de una escasez de medicinas que en 2015 se estimó en 50%. 

El resultado de esta crisis es que la atención médica en centros públicos y privados se cumpla entre 20% y 30%. Con tantas deficiencias es imposible ser más eficiente. 

Sin celebrar

Este año no se celebró el Día del Médico. “Solo conmemoramos un año más del natalicio del doctor José María Vargas”. No hay motivos para festejar, aseguró Henríquez. 

La preocupación del gremio radica en que las dos principales causas de muerte en el país están siendo desatendidas. No hay nada para tratar una emergencia cardiovascular y los pacientes con cáncer no tienen medicamentos para cumplir con sus tratamientos. También hay severas fallas en medicinas anticonvulsivantes. 

Por eso se insistió al Ejecutivo a declarar la emergencia para que países vecinos presten la ayuda humanitaria necesaria.

Fuente: El Carabobeño

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

En vivo

Pages