DÍA A DÍA: Amas de casa sacrifican calidad por cantidad de alimentos


Hay algo que tienen en común Anyer Orellana, Argelis Reina y María Pérez. Son tres amas de casa que no se conocen, pero que han aprendido a “estirar” el salario a través del sacrificio. En vez de calidad, ahora vale más comprar cantidad de alimentos.
No es mucho lo que se puede comprar con poco más de 7 mil bolívares mensuales. Se lleva a casa el alimento que pueda rendir más en la mesa, sin ignorar que se adquirió para comer y no necesariamente para alimentarse, concluyó Pérez. 

Es difícil incluir variedad en los almuerzos del día a día con los precios del pollo y de la carne, y de las hortalizas y verduras para hacer una ensalada, añadió Orellana. 

De acuerdo al Centro de Documentación y Análisis de la Federación de Maestros (Cenda), la Canasta Alimentaria de agosto se ubicó en 50 mil 625,52 bolívares. Se necesitarían ocho salarios mínimos para poder adquirirla. 

El precio del kilo de tomate está en Bs 375 y el de cebolla en Bs 395. El kilo de papa cuesta Bs 220, el de repollo 169 y el de pimentón 390. 

Casi todas las comidas se acompañan con pan por ser todavía barato en comparación con otros alimentos, pero caro si se compara su precio actual con el de hace seis o siete meses, apuntó la dama. 

Se compra lo necesario. Atrás quedaron el medio kilo de durazno, la mano de cambur, y las mandarinas o las parchitas para hacer el jugo. Para muchos el dinero no alcanza para ello o prefieren invertirlo en salado y seco, comentó María Pérez. 

Pérez aprendió a escarbar en los mercaditos de alimentos para hallar las mejores hortalizas, también a sustituir unos alimentos por otros. En vez de ajo, ajoporro, en lugar de cebolla, cebollín, ejemplificó. 

Se trata de distintas maneras de comprar más con menos, estirar la quincena, saber elegir la comida. Se hace lo necesario para llevar el sustento a la casa, coincidieron las amas de casa.

Fuente: El Carabobeño

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

En vivo

Pages