Vecinos de Los Guayos prevén mala planificación en ampliación de vía El Roble



Vecinos, comerciantes y transeúntes ven positiva la ampliación de la carretera de El Roble, sobre todo quienes habitan a la altura de Las Agüitas, pero al mismo tiempo les preocupa cómo se ejecuta la obra.
Consideran que las variables urbanas no fueron tomadas en cuenta a la hora planificar el proyecto, ya que el retiro que dejaron entre las casas, aceras y vía es muy corto, cuando debería de tener al menos dos metros.

Neptalí Mavarez en compañía de Isabel Colmenares, entre otros vecinos del lugar, manifestaron que el poco espacio que dejaron representa un peligro porque además de existir dos colegios cercanos, es una zona muy poblada y transitada, por ser la carretera nacional Los Guayos-El Roble.

Luego de la ampliación la carretera pasaría a ser un corredor vial y el paso vehicular será bastante fuerte, poniendo en riesgo a los transeúntes. Es necesario una vez culminada la obra colocar reductores de velocidad cada 10 metros y señalización para alertar a los usuarios , indicaron.

Comerciantes del lugar también dieron su punto de vista a los trabajos que realiza la Alcaldía del municipio Los Guayos. Neomar Sarmiento dijo que la obra es de gran agrado, pero hay que tomar en cuenta el problema que ocurre en la avenida principal de El Roble a la altura del sector dos de Las Agüitas, vereda 46, en donde cada vez que llueve se forma un río y cuando pasan los vehículos el agua se mete hacia los negocios y viviendas.

En reunión con los comerciantes, funcionarios de la alcaldía explicaron todo lo que sería el proyecto de ampliación; si lo están haciendo para mejorar bienvenido sea, pero que también vaya incluida la solución a los problemas de inundaciones que causa a comercios y viviendas de la zona , apuntó.

Por su parte, vecinos de la vereda 46, sector dos de Las Agüitas, quienes no se oponen a los trabajos, denunciaron que la falta de drenajes y lo alto de la carretera origina inundación cada vez que llueve; el agua sube más de medio metro afectando alrededor de 20 casas, entre ellas la número 29, propiedad de la señora Isabel Colmenares, además están preocupados por el abandono de esa comunidad.

Fuente: Petra María Jiménez-Notitarde

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

En vivo

Pages